Libro no, una caja

Un libro que estaba en la basura, me llamó la atención las tapas de cuero y lo gordito que era.
Un diccionario que nunca iba a usar, así que se convirtió en una caja.
Un poco de cartón, papel, pintura... y listo.








Entradas populares de este blog

PASO A PASO: COMO PLASTIFICAR PAPEL MANUALMENTE

Clase de cartonaje con el fotógrafo Chema Naranjo

Proyecto: Joyero con cajones (Parte IV)